SEXO CON UNA PAREJA DE ESPOSOS EL MISMO DIA

Share

Mi nombre es Juan, tengo 20 años, pero esta historia me paso cuando tenía 18 años.

Siempre me he caracterizado por ser una persona muy inteligente, cuando termine la preparatoria tuve que esperar un par de meses para entrar a un instituto, y durante ese tiempo estuve dando clases de matemáticas a niños de primaria.

El hijo de una vecina me llamo para que al siguiente le enseñara matemáticas para un examen que tenia. (Hay que aclarar que su mamá era una mujer no muy hermosa, pero con un gran culo y unas tetas excelentes).

Cuando entre a la casa el niño no había llegado del colegio, así que me puse a hablar con su madre, la cual se llamaba Elisa, después de varios minutos de hablar sonó el teléfono y era su hijo para decirle que se demoraba un poco, así que Elisa me dijo que me quedara que ella me invita a comer, y yo acepte, pero antes ella tenia que ducharse. Fue en ese momento que me di cuenta de la atracción que sentía por ella, la vi cuando salio en toalla de la ducha y me dijo que si me incomodaba que ella hiciera la comida en toalla, yo le conteste que no, pero tartamudeando un poco. Ella se me acerco y me dijo que si me sentía nervioso, yo de nuevo le conteste que no.

En ese momento se sentó y me pregunto que si yo era virgen y yo le dije que si, entonces me dijo que ella me ayudaría a quitarme esa carga de encima, yo me quede mudo. Se quito la toalla y me dejo ver todo su cuerpo, inmediatamente se me paro mi verga y ella se dio cuenta ya que tenía un pequeño pantalón muy estrecho. Empezó a tocármela y me la saco, y luego empezó a chuparmela, me sentí excelente ya que nunca me lo habían hecho. Mientras me lo chupaba yo le tocaba los senos y después de estar un largo tiempo así, yo la quite y le empecé a lamer su concha, sentía un olor excelente y lamía cada vez mas rápido, fue tato la excitación que ella sentía que se levanto y me tiro a la cama y se metió mi pene en su gran concha, lo hacia tan rápido que me hacia sentir al principio bastante dolor, pero me encantaba, me bote dos veces dentro de ella y luego de otra mamada le bote un chorro de semen en su cara. Luego sentimos el timbre y me vestí inmediatamente y ella se metió al baño, pero cuando yo abrí me sorprendí ya que el que había llegado no era su hijo, sino Cristian su marido, un hombre alto, muy musculoso y con unos ojos azules. Yo lo saludo y le dije que Elisa se estaba bañando y que yo esperaba a su hijo ya que le iba a dar unas clases.

Luego Elisa salio del baño y nos sirvió la comida a los dos, pero yo no me atrevía a mirarla a la cara. Al rato llego el niño al que le iba a enseñar. Nos sentamos en la sala y allí le explique alrededor de 2 horas. Cuando terminamos ya eran alrededor de las 11.30 de la noche así que el estaba muy cansado y se acostó y Cristian me llamo para pagarme, cuando entre a la habitación donde el estaba vi que Elisa ya estaba dormida, El comenzó a hablarme y agradecerme ya que gracias a mi su hijo iba muy bien en el colegio, y que no tenia como agradecerme, entonces me dijo que si le aceptaba una cervecita, yo le conteste que si y nos dirigimos a la cocina, donde hacia un par de horas me había comido a su esposa. Cuando nos sentamos en la mesa me fije y vi que solo tenia puestos unos bóxer y tenia un paquete muy grande. Cuando terminamos las cervezas el se dio cuenta que yo no le quitaba la mirada de su paquete, ya que me excitaba mucho en pensar en como tenia su pene, así que el me dijo que si le interesaba ver su pene, yo me puse nervioso y le dije que no, e intente irme, pero el me detuvo y sentí como su paquete rozaba mi cuerpo. Él me dijo que se sentía muy atraído por mi, cosa que nunca había sentido por un hombre, pero yo le dije que igualmente me pasaba a mi, pero que allí estaba su mujer y su hijo, a lo que el me contesto que tranquilo que ellos estaban profundamente dormidos y que nada los iba a despertar. Me dio un tremendo beso, ya que sentía su lengua llegar hasta lo mas profundo de mi boca. Me abrazo y me llevo hasta el baño, el cual era muy amplio y tenía un gran espejo.

Nos desnudamos y allí pude ver su verga la cual era muy grande, nunca en mi vida había visto un pene de ese tamaño (media alrededor de 25 cm.). Además vi su cuerpo musculoso lleno de pelos, lo cual me excitaba aun más, pero dentro de mi pensaba en que ya no tenia mucho semen para ofrecerle a Cris, ya que me lo había gastado casi todo con su esposa. Pero eso en ese momento no me importaba mucho, así que empecé a mamar su pene, me lo metía muy profundo, al principio sentía que me ahogaba, pero luego lo disfrutaba mucho. Después el me dijo que si me gustaría que le metiera su pene en mi ano, a lo que yo dude pero ya que estaba tan excitado le dije que si. El empezó a lamerme el ano y yo sentía que me estremecía por dentro, sentía que me desmayaría del placer, luego el me empezó a meter la punta de su pene y yo lo sentía muy placentero, pero luego el me lo metió muy bruscamente y empezó el mete y saca, al principio pensé que me partiría en dos, pero luego sentía mucho mas placer. Después de un rato sentí que se botaba dentro de mi y sentí sus jugos rodar por mi cuerpo, él saco su pene y yo lo empecé a lamer, pero ya estaba muy flácido, pero al tiempo se volvió a parar y se me voto su semen en toda mi cara. Yo me sentía en la gloria, ya que me había sentido con más placer de estar con Cristian, que con su esposa.

Después me limpie y Salí corriendo para mi casa.

Ya ahora cuando los veo me siento nervioso, pero a ellos no les pasa lo mismo ya que me tratan como si nada hubiera pasado.

Share
Article By :

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *