spanish anal sex – Una leccion para dos

Share

Nunca había estado mas sorprendida que esta mañana al despertar y ver en mi cama no uno si no dos hombres desnudos y durmiendo plácidamente.

Al principio no tenia idea que había sucedido la noche anterior, mi cerebro estaba aun bajo los efectos del alcohol, pero era aun peor, no lograba poner ninguna idea en orden. Diablos! Necesito un café. Lentamente me deslize de la cama y fui a la cocina.

Puse el hervidor y empeze a poner ideas en orden. Manos y labios en todas partes, sabores y sonidos… Uff me empeze a excitar seriamente y mi vagina empezó a saltar como loca.

Nunca he sido ajena a aventuras de una noche pero dos hombres? Que paso anoche? Me senté y empeze a poner mis ideas en orden.

Recuerdo que el día anterior Fabián había aparecido en mi puerta preguntando si se podía quedar, había perdido el bus hacia su ciudad y mi casa era la mas cercana a la estación. Con él nos conocemos desde hace años y aunque siempre lo he considerado guapísimo nunca ha habido chispa, no es que yo necesite mucha pero obviamente yo no era su tipo. Estudiamos juntos y siempre hemos sido cercanos, no los mejores amigos pero siempre presentes y el me ha dado unos consejos brutales de tiempo en tiempo así que siempre él ha tenido mi respeto. Personalidad impecable y un gran carácter ese es Fabián, así que cuando me pidió quedarse no me pareció un problema y sabia que no pasaría nada así que cuando lo vi en la cama medio desnudo casi medio un ataque.

El otro hombre en mi cama era Alonso, excelente amigo, casi mi hermano, y digo casi por que hermanos no hacen lo que nosotros hemos hecho. Muchas lunas atrás nos pasamos de la ralla con las bromas y terminamos en un motel, nos arrepentimos muchísimo después pero ambos siendo poco complicados lo tomamos como un paso mas en nuestra amistad y la confianza sólo aumento, solo a el le he podido confiar mis secretos mas obscuro sin miedo a críticas u opiniones mal informadas y cuando mis relaciones no van del todo bien se que tengo a alguien en que confiar, y viceversa. En el transcurso de los años hemos tenido un numero de sexcapadas que ninguna de mis amigas sospecharía, ni mencionar mis novios de turno.

Mi relación con Andrés es algo que ninguna persona sospecha, saben que somos amigos, hablo de él a veces, pero eso es todo. Yo soy muy discreta con mi vida sexual, sin ser cinica siempre he creído que lo que haga y con quien lo haga sólo me incumbe a mi, aun cuando he estado en una relación seria no veo el problema en tener alguna escapadita especialmente si nadie lo sospecha.

La noche anterior Alonso llego de sorpresa con una botella de vino y un par de películas, su excusa era que la novia había salido de la ciudad y que estaba aburrido así que me vino a ver, nada mas normal, Fabián no lo conocía así que hize las presentaciones necesarias y ordene comida, bocas llenas hacen pocas preguntas creo yo así que un par de pizzas nos iban a mantener ocupados al menos por un rato.

Mientras esperábamos por la comida la botella de vino se vacío rápidamente, entretanto los hombres encontraron algunas cosas en común y antes de que la media hora pasara ya estaban en confianza hablando como si se conocieran desde siempre. Las comida llego al mismo tiempo que abrimos otra botella de vino, la conversación fluía y la verdad la estábamos pasando bastante bien. Tercera botella de vino se fue sin darnos cuenta, ya estábamos un poco borrachos y muy relajados cuando la conversación se empezó a poner interesante:

Como que nunca lo has hecho? Le preguntaba Alonso a Fabián Nope nunca, mis novias se escandalizarian si les preguntara! Te entiendo viejo, mi novia se enoja cada ves que se lo pido…

De que hablan les pregunte volviendo de la cocina con una botella de ron y unas sodas.

Ellos me miraron sorprendidos y Fabián incluso se sonrojo una poca, cuando muy franco Alonso me dice que hablaban de sexo anal. Fabián empezó a toser incomodo, y Alonso tenia una chispa en los ojos que me hizo sonreír. El me había preguntado mi opinión alguna vez y no le había respondido, y obviamente no se había olvidado.

Que opinas entonces pregunto Alonso, necesitamos saber que opinan las mujeres al respecto, Fabián no dijo nada pero me miro expectante, quizás esperando que abofeteara a Alonso o que me sonrojara….

Mmm que quieren que les diga, a mi me encanta, lejos los mejores orgasmos han sido así. La reacción que causó este pequeño discurso fue increíble, ambos hombres escupieron sus bebidas y un poco de sudor apareció en sus frentes. Trate de mantener una cara sería pero era difícil, el alcohol ya había acabado con mis inhibiciones, y me large a reír en sus caras.

No no estoy bromeando les dije, al principio yo reaccionaba de la misma manera que sus novias, y cuando me convencieron de probarlo fue horrible por que era muy doloroso, pero un novio tuvo la paciencia de enseñarme, poquito a poquito, hasta que finalmente el tuvo excito donde todos los otros habían fallado.

Como? Pregunto Fabián? Si dinos a ver si nos resulta con nuestras novias! dice Andrés.

Bueno, pero no se si sera igual para todas, primero depende de la pasión, la confianza, y el deseo de satisfacer al otro. Aparte la sensitividad puede que se la diferente, pero para mi resulto por que el siempre estaba buscando maneras de hacerme venir.

Entiendo pero dinos como lo logro preguntaron ambos.

Se acuerdan del novio que tube hace años, el italiano? Todo comenzó cuando el me pregunto que pensaba del sexo anal y yo le dije que lo había probado pero era horrible. No dijo nada pero luego esa tarde cuando lo estábamos haciendo, justo antes de mi orgasmo el puso su dedo pequeño a la entrada y presiono, no les explico la fuerza de ese orgasmos, fue increíble y sentí como que nunca iba a terminar.

Desde allí todo fue diferente, cada vez que lo hacíamos o que el me daba sexo oral su dedo estaba en mi ano, dejo de ser el pequeño y ya era el mediano completamente adentro, un día el me trajo un regalo un plug. Se veia gigante con burbujas que aumentaban de tamaño hasta un total de 5 pero me dijo que me relajara que no estaría todo adentro a la vez. A estas alturas ya solo hablar del tema me calentaba, así que el me dijo que me desnudara y me acostara en la cama, no preliminar era necesaria.

A este punto pare mi historia para ver a los chicos totalmente sumergidos en mi relato, ellos se veían incómodos en sus asientos como si los pantalones les apretarán derrepente…. Yo no estaba mucho mejor, un poco sudorosa, y mi respiración agitada, tome el resto de mi bebida y pedí una nueva antes de continuar.

A ver donde estaba…. Ah si me recoste en la cama boca abajo y él empezó a poner aceite en todo mi cuerpo lentamente, poniendo énfasis en mi trasero pero no parando alli, subiendo a mis hombros hasta que estaba totalmente relajada, luego el puso mucho aceite en mi trasero y empezó a trabajarlo adentro con uno de sus dedos, lentamente, haciendo la situación muy muy erotica, luego con la otra mano empezó a jugar con mi clit, pero justo antes de venirme el paraba y volvía a empezar.

Luego finalmente sentí que el plug empezaba a entrar, la primera burbuja me sorprendió, pero no era doloroso, solo diferente sentir algo frío adentro de mi, la rutina continuo, estimulando mi clit y jugando con el plug hasta que la segunda burbuja estaba adentro, cuando la cuarta burbuja entro hubo un poco de dolor que automáticamente se transformo en placer, a todo esto yo un no me venia el lo calculo específicamente para que cuando al final solo quedaba una burbuja el se posiciono sobre mi y al momento de penetrarme con su miembro, el presiono el plug hasta el final. Y yo vi estrellas, la sensación de estar llena, fue increíble, su miembro movía el plug adentro de mi y era glorioso. Nada me había preparado para una sensación igual, fue increíble.

A este punto de mi relato mi respiración estaba agitadisima, mi vagina gritaba por atención y un poco de sudor cubría todo mi cuerpo, la situación era un poco irreal, allí estaba yo en mis mejores pijama sin sostén con mis pechos asomándose a ver que pasaba, hacia horas que me había sacado la bata en mi bochorno, y con mis dos amigos mirándome en no mejor estado que yo. Lo que había comenzado como un relato instructivo se había transformado en una película porno, gracias a dios el tipo de la pizza ya se había marchado.

Los chicos estaban claramente excitados, Alonso, estaba acariciando su miembro sobre el pantalón y no creo que se daba cuenta, y Fabián estaba tan concentrado mirándome que la piel se me puso de gallina.

Continúe mi relato, tratando de ignorar las ideas que estos dos hombres me estaban dando, no era posible que Alonso se quedara, si lo hacia como lo explicamos a Fabián, y si el se marchaba Fabián no me daría lo que necesitaba desesperadamente… Ahhh diablos, al menos se que mis confiables juguetes estarán allí, no se compara con la cosa real pero necesito algo dentro de mi o me volvere loca….

Con un esfuerzo me volví a concentrar tratando de mantener mi respiración calmada, y no mirar a los prominentes bultos en los pantalones de mis amigos, a este punto el teléfono de Alonso suena y tiene una videollamada, no puede no contestarlo, todos nos asustamos, no estábamos haciendo nada malo y no creo que ella sospeche nada, pero aun así.

El fue al balcón y nos pidió a mi y a Fabián que estuviéramos en el fondo simulando ser novios, solo para evitar preguntas. Yo mire a Fabián y el no dijo nada solo se paro y vino a sentarse a mi lado dando la espalda a Alonso, no podíamos escuchar su conversación pero el se veía relajado, en un momento sin decir nada Fabián empezó a acercarse a mi y me dijo que me apoyara en su pecho, teníamos que dar una buena imagen, luego el empezó a acariciar mi espalda, el contacto de sus manos fuertes en mi piel se sentía como pura electricidad, yo me sentía afiebrada y mi respiración se empezó a acelerar

Deje escapar un gemido que solo hizo que él inhalara profundamente, quizás tratando de ganar control. Su corazón latía como loco quien sabe que hubiese pasado si en ese momento Alonso no se aparece a nuestro lado, diciendo que ya podemos parar, yo rompí el abrazo, un poco sorprendida, y Fabián no dijo nada solo siguió sentado en el mismo lugar no dándome mucho espacio. Alonso nos sirvió otra copa, que de verdad yo no necesitaba, pero estaba fría y yo muy afiebrada.

Alonso entonces se sentó a nuestros pies y me pidió que siguiera con mi historia, no la mejor idea quizás en mi estado de excitación pero que mas iba a hacer.

Donde iba les pregunté? Y Fabián respondió que paso después de que el plug estaba totalmente adentro. Cerre mis ojos para tratar de coordinar mis ideas ellos estaban tan cerca, podía sentir el calor de sus cuerpos, oler los perfumes y casi saborear las sal de sus pieles sudorosas.

Después de esa noche les dije retomando mi relato, el plug era parte normal de nuestros encuentros, incluso encontraba difícil acabar sin ese plástico purpura en mi trasero, hasta que un día él decidió subir todo un nivel y me trajo otro regalo, a 10 pulgadas vibrador. Era increíble cuando estaba dentro de mi, juguetes en cada uno de mis agujeros y su miembro en mi boca, de poco a poco el había destruido mis limites y revelado un mundo nuevo de placer que yo estaba feliz de explorar junto a el, el siempre decía que si eramos dos adultos que estaban de acuerdo no habían limites, no existía nada que fuera realmente taboo o prohibido, que en la privacidad de la habitación no habían limites. En ese entonces yo era muy inocente sin ser un ángel no tenia idea de muchas cosas, el me enseño que no hay limites a la inventiva cuando se relaciona con sexo.

Share
Article By :

Leave a Reply